Lodos

Lodos

Los residuos de una planta de tratamiento de aguas residuales son una calamidad para el personal de diseño y operación. El único sitio práctico para su disposición es el suelo, pero no todas las plantas de tratamiento pueden disponer de sus sólidos de ésta manera.

Cuando los sólidos cumplen con las características adecuadas en niveles bajos de metales pesados, patógenos y parásitos, se puede hacer un uso benéfico de los fosfatos y nitratos contenidos en el lodo para fertilizar terrenos de cultivo, árboles y mejorar las condiciones del suelo.

Los sólidos generados por el sistema de zeolitas, se acumulan en los canales de sedimentación y se conducen al tanque de lodos, el cual contiene zeolitas que ayudarán a su deshidratación, debido a que el proceso de tratamiento es de índole físico – químico, la variación de PH ácidos y básicos, ayudan a la eliminación de bacterias como la salmonella y los huevos de helminto, lo anterior, apoyado por la deshidratación logra que se presente una carga mínima de coliformes fecales, además de estar dentro de los límites de metales pesados, dando como resultado biosólidos que quedan totalmente dentro de los limites máximos permisibles de contaminantes establecidos por la norma oficial mexicana: NOM-004-SEMARNAT-2002.

Los sólidos una vez que se han deshidratado dentro del tanque de lodos se retiran de manera manual y podrán ser susceptibles de aprovechamiento y/o disponerse de manera definitiva como residuos no peligrosos tal y como lo establece la norma oficial mexicana.

En resumen, los lodos provenientes de nuestras plantas:

Cumplen con la NOM-004-SEMARNAT-2002 para la disposición de lodos o biosólidos.

No producen malos olores.

No se consideran residuos peligrosos o de manejo especial de acuerdo con la SEMARNAT.

Excelentes mejoradores de suelos.

Abrir chat